fbpx
Monasterio de Santo Ecce Homo

A 8 km de Villa de Leyva es posible encontrar historia, descanso e increíbles paisajes en un lugar.

Hoy Hospedaje La Tierrita te trae un recorrido por el Monasterio de Santo Ecce Homo. Un convento dominico que durante el año 1620 fue hogar de descanso para los miembros de mayor edad de esta orden.

Se fundó un Domingo de Ramos a petición de la señora Catalina de Mayorga, hermana del señor Juan de Mayorga quien lo donó. Su nombre es en honor a la pintura del Santo Ecce Homo.

Monasterio de Santo Ecce Homo
Monasterio de Santo Ecce Homo

Es de saber que la zona cuenta con un clima templado propio del altiplano cundiboyacense colombiano, lo cual brindaba características ideales para un descanso confortable alejado de la ciudad; además el convento representaba la menor inversión para la época.

Su arquitectura cuenta con varias influencias. Si bien, la española es notoria, dadas cierta escasez de materiales para el momento, hubo que modificar parte de su construcción.

A lo largo de 45 años, fueron diferentes maestros y arquitectos los que trabajaron durante su construcción. Sin embargo se mantuvo el plano original, hecho a mano alzada, que describe un patio, una iglesia y un claustro rodeado por corredores que llevan a un patio interior.

Patio del Monasterio de Santo Ecce Homo
Patio del Monasterio de Santo Ecce Homo

En 1816, durante la gesta de independencia, los frailes son desalojados por un pelotón y en 1826 el Gobierno se apodera del Convento, rematando todos sus bienes. Pasados 42 años los frailes, con mucho esfuerzo logran adquirir nuevamente gran parte del patrimonio perdido.

Luego de muchos acontecimientos naturales y humanos, el Convento quedó casi en ruinas. Sin embargo, el fervor y la pasión de Fray Cayetano Rojas lo llevó en 1942 a restablecer la vida conventual hasta 1947. Desde el año 1959 su uso es para retiros espirituales, convivencias, hospedaje, celebración de ceremonias y sacramentos, lo que le otorgó el título de Patrimonio de la Nación desde 1998.

También es conocido como Monumento Universal del Silencio porque el valle donde se localiza es un lugar apartado, apacible, muy cercano al bosque, por lo que el contacto con la naturaleza y espacios abiertos lo convierte en un sitio mágico para recargar energías y conectar con el espíritu.

Es un lugar histórico, abierto a todo público de martes a domingo entre las 8:00 a.m. y 5:00 p.m. Como parte de su atractivo encontrarás obras de arte, exposiciones y una biblioteca que guarda los secretos de este maravilloso escenario.

Pasillos del Monasterio de Santo Ecce Homo
Pasillos del Monasterio de Santo Ecce Homo

Considerado por Hospedaje La Tierrita como un lugar asombroso, este convento es sin duda uno de los lugares turísticos a conocer.

Visitarlo te trasladará con su elegante y envolvente arquitectura a otra época, y te recordará parte de la historia colombiana.

es_ESSpanish